Bioconstrucción en MamaTerra Barcelona

30/04/2018

Renadivola será la entidad responsable de dinamizar el taller infantil de bioconstrucción dentro del Festival MamaTerra, en el marco de la feria BioCultura Barcelona. Entrevistamos a las impulsoras de este proyecto para conocer más a fondo los principios de la bioconstrucción y por qué es importante aproximarla a los pequeños.

 

“La casa es como nuestra tercera piel (después de la piel física y la ropa) y no nos separa, sino que nos une con el entorno. Si cuidamos la tercera piel estaremos cuidando también la cuarta: el medio ambiente.”

 

¿Cómo nació Renadivola?

El Taller de Arquitectura Natural Renadivola nace el 2013 del encuentro de dos chicas, Cèlia Ribera Segalés y M. Laura Del Tento, ambas arquitectas. Nos encontramos en un Curso de rebozados naturales en el que nos dimos cuenta de que, después de nuestra experiencia en el mundo de la construcción convencional (dentro y fuera del país), compartíamos las mismas dudas sobre el sistema y las mismas inquietudes de transmitir y compartir maneras alternativas de vivir y construir.

¿Cuál es la visión de nuestro proyecto?

Construir un mundo más sostenible a través de la difusión, la enseñanza y la práctica de la bioconstrucción. Sobre todo con la parte más joven de la sociedad.

Renadivola_4.jpg

¿Qué actividades realizáis?

Nuestra actividad se centra en la educación ambiental para niños y adultos a través de talleres experimentales, en la reforma de viviendas a través de técnicas de construcción sostenibles y en hacer medidas de campos naturales y artificiales y de tóxicos ambientales.

Actualmente estamos trabajando básicamente en talleres enfocados a la educación ambiental para escuelas de primaria y ciclos formativos. Estos talleres educativos se basan en el aprendizaje a través de la práctica y la experiencia y son importantes de cara a la sostenibilidad de nuestra sociedad, pues despiertan conciencia y dan la posibilidad de crear un futuro sostenible para nuestra sociedad. Hay que tener en cuenta que pasamos el 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados y que la construcción general ¡el 60% del gasto energético de nuestra sociedad!

En nuestros talleres, los alumnos ponen en práctica estos conceptos construyendo en el patio de la escuela o en los espacios públicos objetos que después utilizaran para jugar o para estar. Mientras construyen, aprenden lo que representa ser respetuosos con ellos mismos, ya que construir con materiales naturales de nuestro entorno sin dañarlo, representa no dañarnos a nosotros mismos. Nuestras actividades son prácticas porque creemos en una pedagogía activa. Compartimos la opinión de que tanto niños como jóvenes, son individuos que requieren experiencias prácticas para adquirir el conocimiento. Así, construimos experiencias en los jóvenes para que vivan un proceso en el que la verdadera importancia del conocimiento yace en el hecho de vivir la experiencia, en un camino de ensayo-error-resolución, en un movimiento de indagación y descubrimiento.

Hace 4 años que somos talleristas de la Diputación de Barcelona.

Renadivola_5.jpg

¿Qué es la bioconstrucción?

La bioconstrucción nos enseña que deberíamos optar por construcciones que, igual que los árboles, produzcan más energía de la que consuman y depuren sus propias aguas residuales. Edificios que cuando acaben su vida útil se puedan devolver e integrar en el entorno, descomponiéndose en alimento para animales y plantas o se puedan integrar en el ciclo industrial para la producción de nuevos materiales sin demasiado consumo energético. La casa es como nuestra tercera piel (después de la piel física y la ropa) y no nos separa, sino que nos une con el entorno. Si cuidamos la tercera piel estaremos cuidando también la cuarta: el medio ambiente. Lo que tiramos al medio ambiente, nos vuelve a través del aire, el agua, la piel y los alimentos. Debemos equilibrar la balanza y dejar de construir y contaminar para volver a practicar una arquitectura que respete el entorno y favorezca la salud del ecosistema.

¿Cuáles son sus beneficios?

- La optimización de recursos: ahorro energético en la construcción y en el ciclo de vida del edificio.

- Salud y bienestar: se trata de edificios saludables, libres de tóxicos, que tienen un efecto positivo sobre el bienestar de sus habitantes y usuarios.

- Beneficios sociales: el beneficio que produce un edificio a sus usuarios se traslada al conjunto de la sociedad. Al construir de forma responsable se genera un bien común para toda la comunidad, que incide favorablemente en la forma de relacionarse y de vivir.

-Empoderamiento: permite la auto-construcción.

¿Por qué pensáis que es importante acercar esta práctica a las nuevas generaciones?

La actual crisis ambiental del planeta es consecuencia del progresivo aislamiento del hombre respeto la naturaleza, que ha originado un desequilibrio en el sistema ecológico en el que vivimos. Para revertir esta situación, es necesario un cambio de mentalidad y consciencia que permita progresar en harmonía con las leyes de la naturaleza, invirtiendo la inercia actual, hacia una nueva cultura arquitectónica y urbanística sostenible. A través de la formación de los niños, nos aseguramos que las generaciones futuras tomen conciencia de la importancia de la sostenibilidad del planeta.

Renadivola_2.jpg

¿Cómo reaccionan los niños en vuestras actividades?

Son actividades muy exitosas y los pequeños se lo pasan en grande. A la hora de evaluar la experiencia, los niños suelen mostrar haber aprendido que es mejor utilizar materiales naturales (que químicos) para construir, que ellos mismos pueden construirse una casa o espacio de juego como más les guste y que con la cooperación, todo sale mejor.

A muchos niños les gusta jugar con barro, ¿cuál pensáis que es el motivo?

El barro es un elemento que nos permite conectar con lo más profundo de nosotros mismos. Los niños suelen estar ya muy conectados y es por eso que se sienten atraídos hacia el barro. El barro tiene la característica de ser moldeable y tiene mucho que ver con el desarrollo de nuestra capacidad de transformar el entorno; los niños, en este sentido, tienen la necesidad creativa de dejar su huella en este mundo. Además, todas las actividades sensoriales son muy importantes para los pequeños, para aprender a hacer, a ser, desarrollar psicomotricidad, de modo que siempre las van buscando. Por otro lado, el sistema educativo actual no les deja demasiada libertad para mojarse, ensuciarse, por lo que jugar con barro es para ellos ¡toda una fiesta!

En nuestros talleres, los niños ven como cuando la mezcla va perdiendo humedad, se endurece y se vuelve muy resistente. También experimentan como la tierra se ablanda y se puede moldear cuando se mezcla con agua y como cambia su consistencia si añaden arena y/ o paja.

Renadivola_1.jpg

Estaréis en MamaTerra Barcelona ofreciendo un taller infantil de bioconstrucción, ¿qué tenéis preparado para nuestros  visitantes?

El taller que ofreceremos en MamaTerra se llama “Hacer una baldosa sostenible”. En esta actividad, los participantes aprenden a elaborar una baldosa mediante técnicas de bioconstrucción. Primero, hacen la mezcla del adobe con tierra, arena, paja y agua. Tocando con las manos la textura de los materiales, distinguen sus propiedades y cómo se comportan mezclados entre ellos y con el agua. Seguidamente, pasan a llenar los moldes de madera con el adobe para crear su baldosa. Finalmente decoran la baldosa con dibujos o elementos naturales como piñas, piedras o ramitas. Una vez seca, la baldosa se puede colgar en la pared o poner en el suelo como pavimento.

 

Júlia Capdevila

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NO TE LO PIERDAS:

Sábado 5 de mayo Taller de bioconstrucción a las 11h, 12:15h, 16h, 17:15 y 18:30h.

Domingo 6 de mayo Taller de bioconstrucción  a las 11h, 12:15h, 15:30h, 16:45h y 18h.

Feria BioCultura Barcelona. Palau Sant Jordi.