Premio Nacional de Huertos Educativos Ecológicos - Jornada de entrega

20/11/2017

 

El jurado del Premio Nacional Huertos Educativos Ecológicos, que impulsan Asociación Vida Sana y Fundación Triodos, ha elegido a los ganadores de este año entre un total de 148 proyectos presentados. La gala de entrega de los galardones se celebró el pasado viernes en La Casa Encendida de Madrid ante un auditorio repleto.

 

En la fiesta de la entrega de premios, Ricardo Colmenares, director de Fundación Triodos, señaló que “todos nos felicitamos de que el huerto ecológico ya no solo esté en los colegios, sino también en centros terapéuticos, prisiones, hospitales... Este es un éxito para todos nosotros y para la sociedad”. Por su parte, Mikel García-Prieto, presidente de la fundación, señaló en la fiesta que “una economía al servicio de las personas y de un futuro común digno para nosotros y para nuestros hijos y nietos es la economía por la que estamos trabajando. Es importante recuperar conceptos válidos como ‘valor’, ‘precio’… No siempre significan lo mismo. El huerto nos ayuda a recuperar estos conceptos y su verdadero significado”. Ángeles Parra, representando a Vida Sana, animó a todos “para que siga creciendo el movimiento ‘bio’, un movimiento que tiene un gran futuro por delante. El futuro tiene que ser sí o sí ecológico. Estos premios son transversales porque no solo se sustentan en la idea de crear alimentos saludables, sino que ayudan a crear una sociedad más justa. Los gobiernos, sea cual sea su color ideológico, tienen que apostar por la alimentación ecológica porque es una cuestión de estado más allá de las ideologías de cada cual. Es muy bonito que los productos del huerto cierren el círculo y pasen a convertirse en alimentos de los comedores de los propios colegios”. La ponencia “El huerto, oportunidad para transformar nuestra mirada al mundo”, de Jorge de Dios Sáez, director de Salarca (Grupo ASPRODES), nos adentró en la creación del huerto como integrador para personas en riesgo de exclusión por diferentes razones. Paula Ortiz moderó el panel de experiencias con los promotores de los proyectos ganadores y obtuvimos información de primera mano de cada uno de ellos.

 

LA VALORACIÓN

Para la valoración y selección de los finalistas y premiados se ha contado con organizaciones especializadas en agricultura ecológica, educación y sector social: la Sociedad Española de Agricultura Ecológica, Naturaleza Terapéutica, ASPRODES, Asociación Vida Sana y Fundación Triodos.

El jurado ha decidido los ganadores y accésit de las categorías de Infantil, Primaria, Secundaria y Agricultura Social entre los 7 finalistas de cada una de ellas. En esta edición, “destacamos el gran número de iniciativas que surgen desde el entorno rural fomentando el emprendimiento y el desarrollo de estas zonas”, ha declarado Montse Escutia, coordinadora del departamento técnico y actividades formativas de la Asociación Vida Sana.  

Los ganadores del primer premio recibieron un galardón de autor y una dotación económica de 1.000 € para destinarla al proyecto presentado. Los ganadores del accésit recibieron un galardón de autor y material para el huerto ecológico, mientras que los finalistas recibieron un diploma acreditativo. El listado completo de centros finalistas puede consultarse aquí.

 

LOS GANADORES

Los centros ganadores han sido:

CATEGORÍA EDUCACIÓN INFANTIL

Primer premio: EEI de Verducedo. Moaña (Pontevedra)
Los animales son los grandes protagonistas de este proyecto de centro de título “Los bichos”. Durante este curso, el centro ha organizado un gran número de actividades con pequeños animales que han aportado un gran aprendizaje, los beneficios que aportan en nuestro entorno y en el del huerto en concreto, para respetar la naturaleza en su conjunto.

Accésit: EEI Los Ángeles. Madrid
Proyecto impulsado desde el AMPA que cuenta con el apoyo de toda la comunidad educativa, de modo que el huerto se ha convertido en un espacio abierto en el que las familias de la escuela trabajan conjuntamente y en comunidad con el personal docente. De este modo, contribuyen a aumentar la conciencia de desarrollo sostenible así como conectar a los más pequeños con el cuidado del medio ambiente y su entorno más inmediato a través de la creatividad y la participación.

CATEGORÍA EDUCACIÓN PRIMARIA

Primer premio: CRA Javalambre. Olba (Teruel)
El huerto es el eje central del proyecto de innovación que llevan a cabo en el Aula de Olba del CRA Javalambre. Se fomenta así una escuela abierta, sin paredes, donde los menores aprenden de forma práctica a cuidar su entorno y su alimentación, adquiriendo herramientas para crear su futuro diseñando empresas respetuosas, ecológicas, sostenibles y locales.

Accésit: CEIP San Blas. Santa Marta de Tormes (Salamanca)
Con la ayuda de entidades públicas, como el Ayuntamiento y la Universidad de Salamanca, de inclusión social, como ASPRODES, o de organizaciones ambientales como Fundación Tormes, se ha puesto en marcha el proyecto “El huerto de Blas”. En él se ha implicado todo el centro destacando la organización de los alumnos en una comisión de delegados que toma las decisiones sobre el trabajo del huerto.


CATEGORÍA EDUCACIÓN SECUNDARIA

Primer premio: IES Sol de Riu. Alcanar (Tarragona)
Instituto situado en un entorno socioeconómico que gira en torno al sector agrícola. Por ello a través de su proyecto Agro-verd han diseñado una estrategia formativa que tiene como finalidad la creación de un grupo cooperativo que produzca y comercialice productos ecológicos típicos de la zona. Los alumnos de 4º de ESO son los protagonistas y participan en todas las actividades que van desde las propias de diseño y mantenimiento del huerto hasta la estrategia de marketing para la venta de productos.

Accésit: IES Gregorio Prieto. Valdepeñas (Ciudad Real)
Proyecto en el que destaca el valor del huerto ecológico como espacio inclusivo donde trabajar la autoestima y la motivación además de ser un lugar de convivencia y de trabajo en equipo con alumnos con capacidades diferentes matriculados en el centro.

CATEGORÍA AGRICULTURA SOCIAL

Primer premio: Associació Espigoladors. El Prat de Llobregat (Barcelona)
El jurado ha valorado el carácter innovador de este proyecto basado en la antigua tradición de entrar a los campos una vez finalizada la cosecha para recoger lo que todavía es aprovechable. A partir del aprovechamiento de frutas y verduras imperfectas, Espigoladors desarrolla un modelo productivo que impacta positivamente en tres problemáticas sociales: el despilfarro de comida, la dificultad de acceso a una alimentación sana para algunos colectivos en riesgo de exclusión social y la falta de oportunidades de los mismos.

Accésit: Centro de desarrollo Rural Portas Abertas. Vilardevós (Ourense)
Proyecto centrado en el mundo rural y con un marcado carácter agroecológico con un enfoque muy participativo. A partir de la recuperación de semillas autóctonas, la educación y la formación en agricultura ecológica se pretende luchar contra el despoblamiento de zonas rurales y enseñar a las personas en riesgo de exclusión social a cultivar sus propios alimentos. 

 

Redacción